miércoles, 13 de enero de 2010

MIS PROFESIONES FRUSTRADAS...


Creo que si no hubiera escogido el mundo del Derecho, mi vida, sin duda, sería otra.
Mi profesión me saca de situaciones cotidianas difíciles, me da de comer (del “Día”, últimamente gracias a la no crisis) y me da cierta seguridad para hacer sonar mis tacones por el mundo.

Pero soy inquieta y creativa y aunque desde bien pequeña quise dedicarme a este mundo que es una piscina de tiburones, pirañas, anguilas etc.….yo que soy una soñadora (no mami, no, no lo digo por la cantidad de horas que me pego durmiendo) muchas veces me imagino viviendo otra vida, en otro lugar, en otra época quizás…

Cuanto me toco el muslo flácido o me miro el culo-flan pienso, esto nena, se hubiera solucionado siendo bailarina. Y es que yo de pequeña bailaba ballet, moderno y no se que otras cosas de nombres impronunciables. Me encantaba pero SR. PRAGMATICA (mami) decidió sacarme de mis clases de baile porque la nena, en el cole, no daba palo al agua. Si, ¿que pasa? yo de pequeña era una vaga redomada…
Imaginaros, ahí, con mis muslos al viento como Beyonce, contoneándome como una corista, con mi melena al viento……uuuuuuoooooooooohhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh
No, definitivamente con lo vaga e inconstante que soy con la actividad física, no me veo.

Publicista creo que no se me hubiera dado mal y más en los tiempos que corren. Hay publicistas muy buenos, no lo niego pero es que hay otros…..

Se me ocurren unos cuantos ejemplos de lo que NO hay que hacer para vender determinados productos. Sin ir mas lejos, el fabricante de los polvorones que este año estaban en mi bandeja navideña y que ahora reposan en mis muslos era: SR:TORO CEJUDO. Solo de leer el envase, ya se me atragantaban.
Otro buen ejemplo es una mandarina que me comí hoy. El slonga en la pegatinita rezaba: cosa buena…..¿esto quien lo ha escrito?¿una Choni? I can´´t with the life….

También me hubiera gustado ser dietista. Qué maravilla saber todos los componentes de los alimentos, que vitamina le va a que proteína, que hay que mezclar con que para que se absorban mas minerales….personalmente me parece fascinante y quizás, así dejaría de tener una dieta basada en los carbohidratos.

Pero sin duda alguna, mi vocación frustrada es la de ser millonaria excéntrica y escandalosa. Puffff pero que gustazo. Es que solo de pensarlo orgasmo. Ya me veo en mi super yate con fiestas salvajes y tíos buenorros a mi alrededor mientras los de La Cuore me pillan con un pezón salido y fumándome un porro….jajajjajaja Y todas clientes de las pelus poniéndome como hoja de perejil……mmmmmmmmmmmmm

No, mejor no, que a la SR PRAGMATICA (osease mi mami) la llevaría a la tumba con lo recta y disciplina que es y mis amigas no habría quien las devolviera a su casa.

Además no llevaría muy bien que saliendo de mi casa tuviera 20 alcachofas apuntándome en la cara y la típica reportera de T5 con voz estridente me preguntara: ¿como llevas las fotos de tu chico con otra, eh?¿crees que te es infiel?¿que te parece que te haya puestos los cuernos?¿como te sientes siendo la cornuda de España y parte del extranjero?¿Que hay de cierto en las operaciones que dicen te has hecho?¿es verdad que estas ahora mas sola que la una y te comes los mocos a puñaos?¿que decías cuando estabas en la López Ibor mientras dos enfermeras te pinchaban y tu corrías con esas batas que se te ve el culo por los pasillos?.....Y ya veo mi reacción: NO HABLO DE MI VIDA ¿ME ENTIENDES?

Definitivamente, lo mejor es que me quede con mi vida que aunque mejorable, ya la conozco y en el fondo, no está tan mal.

10 comentarios:

  1. Mis profesiones frustradas son infinitas jaja: maitre, política, asesora de imagen, diseñadora de moda, criminóloga,... y así miiiiles!! pero sin duda la más frustrada es FAMOSA, a mi de pequeña cuando me preguntaban que quieres ser de mayor, yo contestaba seria, más seria que nadie: famosa!!

    ResponderEliminar
  2. Para profesiones divertidas una que relata "Nevera de Soltera".
    Una señora le pregunta a una niña que que quiere ser de mayor y la niña muy decidida contesta:

    =Jubilada, como mi abuela.

    Jjajajajjaja, y es que los crios de hoy en dia saben latin.

    ResponderEliminar
  3. pasaba por aqui...

    Yo de pequeño quería ser el mecánico de Carlos Sainz, pero viendo que daba mucho trabajo, desheché la idea...

    ResponderEliminar
  4. Chapete, mucho trabajo y gritos q te llevarias...pobre hombre, q mala suerte que tiene....

    ResponderEliminar
  5. Y soñaba con ser conductor de autobús .... o profesor de Educación Física, o polícia, bombero, guarda forestal ... lo que fuera, menos lo que soy!

    ResponderEliminar
  6. Yo lo primero que quise ser en la vida fue camarera con patines (por el anuncio de martini).

    ResponderEliminar
  7. Supongo que todos de niños hemos soñado con trabajar en un tienda de juguetes, por ejemplo en el Toys'R'S. Pues yo lo conseguí... Trabajé la campaña de navidad del 99 mientras estudiaba, allí nació mi odio a los villancicos.

    ResponderEliminar
  8. yo quería ser .....


    http://jolanizsversusjopetas.blogspot.com/2009/12/y-tu-de-mayooorrr.html

    ResponderEliminar
  9. Más vale lo malo conocido...

    Surfeando he caído en este tu blog. Y bueno, decir que no me gustan las rubias peliteñídas, no me gustan los manolos, de tacón alto (más que nada porque es encantador ver a una chica calzando semejante tortura corriendo detrás de un autobús, encantadora imagen, sí). No me gustan las chicas que llevan manolos porque no pueden correr detrás de un autobús. No me gustan las (y los) picapleitos. No me gusta el dinero, ni quienes gustan de él. Pero sí me gustan las mujeres que tienen neuronas en cantidad como para reírse de sí mismas y de sus vidas, como para pararse, reflexionar sobre la vida y escribir sobre ello. He pasado un rato agradibilísimo leyendo tu blog. Un beso.

    Jesús

    ResponderEliminar
  10. Bueno Jesus, te dire´ que no soy rubia avion, (luego no tengo caja negra), soy mas de loubutin que de manolos y que me alegra que pasaras un buen rato por estos lares.

    ResponderEliminar

Saca lo que llevas dentro...